Etiquetas

, , , , , , , , , ,


Hoy hace exactamente dos semanas que estoy en Varna y ya me siento como en casa, si no fuera por el idioma pronto saludaría  a la frutera de mi barrio.

Paraiso búlgaro
Playa de Varna

pBulgaria es un país con un encanto especial, alberga mar y montaña, nieve y solo, y sobre todo un gran pasado histórico y un presente más que prometedor.

Algo que me sorprendió al llegar a este país fue la edad de mis compañeros de trabajo y al mismo tiempo su madurez.

Somos más de cincuenta personas en mi empresa y apenas un  par de ellos sobrepasa los 30 años. Sin embargo por lo general tienen las ideas muy claras, son muy maduros y responsables para ser veinteañeros.

Del mismo modo se sorprendieron ellos cuando les conté la situación actual de los universitarios en España.

En cuanto al carácter de los búlgaros, he de decir que tardé en acostumbrarme a sus gestos, a sus exaltadas conversaciones y su muy confuso lenguaje corporal.

Pero cuando les conoces realmente, te das cuenta que no es más que un carácter y no tanto su personalidad, hasta el momento todos los que he conocido son muy acogedores, respetuosos y sobre todo amables.

Espero poder contar más de este inexplorado país dentro de un día o dos.

Un saludo

Lali

Anuncios