Etiquetas

, , , , , ,


Andar por las calles de Varna, puede resultar toda una aventura, calles que suben con las aceras completamente levantadas, coches en dirección contraria, taxistas que insultan y aporrean el volante deleitando a los transeúntes con su música celestial.
Este es el día a día de la vida a pie en Varna,al final te acostumbras a tropezarte, a andar por mitad de la carretera sin miedo a ser atropellado a esquivar taxis y coches en dirección contraria, incluso te llega a resultar <<normal>>.

El centro de la ciudad cuanto menos es curioso, el centro peatonal consiste en una carretera, que mediante ciertos obstáculos e impedimentos para el tránsito de los coches, lo han convertido obligatoriamente en una carretera para uso y disfrute de los ciudadanos de a pie. Esta es una forma muy eficaz de transformar una carretera en vía pública sin inversiones ni obras, sin duda alguna demuestran una vez más el triunfo de lo práctico sobre lo teórico

En cuanto  a sus tradiciones, la más llamativa hasta el momento ha sido las necrológicas, tienen como hábito en la puerta de la casa de la persona que ha fallecido, un poster en A-3 con una foto del fallecido, una descripción, la edad con la que murió y el pésame por parte de la familia.

En mi bloque tengo dos muertos ya, no se si es coincidencia o que la gente que vivía en mi edificio era de edad avanzada, pero os puedo asegurar que ver a estas personas cada vez que subo y bajo a mi casa me provocan un verdadero escalofrío, es cosa de acostumbrarse.

Un saludo cordial.

Lali

Anuncios